Más de 107.000 extremeños tiene enfermedad renal crónica y 1.200 necesitan diálisis

EUROPA PRESS MÉRIDA.

Extremadura cuenta con más de 107.000 personas con enfermedad renal crónica, así como a unos 1.270 pacientes que requieren de tratamiento renal sustitutivo, es decir, requieren de tratamiento de hemodiálisis, diálisis peritoneal o trasplante para sustituir la función de sus riñones, según datos difundidos por la Sociedad Española de Nefrología con motivo de la celebración, ayer, del Día Mundial del Riñón.

La región es la comunidad autónoma con menor tasa de incidencia, con 111 pacientes por millón de población, frente a los 141 a nivel nacional. Asimismo, se sitúa por debajo de la media en la tasa de prevalencia, con 1.180 pacientes por millón, frente a los 1.284 en el conjunto del país.