Borrar
Isabel Pilar coincidió con leyendas como Pablo Herrera y Adri Gavira en Espinho. HOY
Una 'atenea' extremeña que llama a la puerta del olimpo

Una 'atenea' extremeña que llama a la puerta del olimpo

Isabel Pilar Torres, natural de Llerena, ha colaborado con la selección de vóley-playa asistiendo a los españoles que irán a los Juegos y forma parte de un proyecto federativo para el fomento de la figura de la mujer

Manuel García

Miércoles, 19 de junio 2024, 18:36

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Fue en su etapa universitaria cursando Ciencias de la Actividad Física y el Deporte cuando a Isabel Pilar Torres (Llerena, 20/6/1985) le picó el gusanillo del voleibol y desde entonces su vida gira alrededor de esa disciplina. Nacida en la Campiña Sur, pero de corazón emeritense, con una beca bajo el brazo empezó a formarse en el Centro de Tecnificación de Lorca, cuartel general de la selección, y eso le abrió nuevos horizontes como entrenadora. Su obcecación por crecer y aprender, unida a una abnegada capacidad de trabajo, le brindaron la posibilidad de codearse con lo más granado del vóley-playa. En los últimos tres años ha acudido a cinco concentraciones integrada en el equipo de trabajo de la Federación Española. La última de ellas fue en mayo en Espinho (Portugal), con motivo de un torneo Elite 16 del Beach Pro Tour, prueba del escalafón más alto del ranking, «abarca a los jugadores más top a nivel internacional, es una pasada lo que se mueve», relata.

En la cita lusa perteneció al staff de Pablo Díaz, que sustituía al seleccionador Fran Marco por una baja por paternidad. Había mucho en juego para posicionarse en la lucha por un billete olímpico y allí acudieron leyendas a nivel internacional como Pablo Herrera, que en París disputará sus sextos Juegos, «nadie ha asistido a más en vóley-playa», y Adrián Gavira, con cuatro, todos ellos con el jugador castellonés. En la localidad del distrito de Aveiro, dos promesas como Daniela Álvarez y Tania Moreno se adjudicaron su pasaporte al evento de los cinco aros merced a su cuarto puesto y acompañarán a Liliana Fernández y Paula Soria, «no es nada fácil quedar tan bien porque aquello es como un Mundial con las mejores parejas». Herrera y Gavira cayeron en los primeros compases, pero Isabel Pilar Torres siguió colaborando para preparar la próxima parada que les llevará a Polonia. «Son muy agradecidos, muy humildes y facilitan todo».

Durante ese proceso, se empapa de la metodología, no solo del cuerpo técnico español, sino de otros países, «es una suerte ver cómo trabajan Australia, Alemania, Brasil e Italia, comprobar en qué se centra cada uno».

Consulta la información completa en Hoy.es

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios