a.d. llerenense

El Llerenense comienza con derrota ante el Diocesano (0-2)

El equipo cacereño, que rentabilizó muy bien sus ocasiones, logró llevarse los tres puntos del Robina

Paco Díaz
PACO DÍAZ
0 Llerenense

Fran Delmas; Mario Luis, Ferreirinha, Carlos Toy (Mario Ramón, min. 37), Isaac (Luis Carbajo, min. 59); Ruano, Mario Tomé, Zuri (Raúl Guerrero, min. 78), Sergio Cebada (Jesús Toy, min. 45); Cristo y Chema (Juanan, min. 45).

2 Diocesano

Miguel; Manu, Armenta, Varona, Fran Castro; Germán (Javi Arias, min. 80), Montes, González, Dani Rueda (Rubén, min.60), Luismi (Alfonso, min. 90); y Matheus (Adri, min. 60).

  • Árbitro Carretero González. Expulsó al jugador visitante Montes por doble amarilla y amonestó con tarjeta amarilla a los jugadores locales Mario Tomé y Zuri y al visitante Rubén.

  • Goles 0-1, min. 35: Luismi. 0-2, min. 83: Adri

  • Campo Municipal Fernando Robina

El Diocesano ganó en casa del Llerenense tras un partido parejo en el que el conjunto cacereño fue más preciso de cara a puerta. Los dos equipos acabaron de forma dispar la pasada campaña, con la escuadra local luchando por la permanencia en Tercera y la visitante por el ascenso a Segunda RFEF. Ahora, el Llerenense comienza con una derrota la temporada, mientras que el Diocesano la inicia con una victoria que promete ofrecer confianza a un equipo repleto de jóvenes.

El duelo dio comienzo con un Diocesano ligeramente superior, algo que contestó el Llerenense rápidamente, aunque sin ninguna situación peligrosa.

La primera ocasión importante fue para el Diocesano, con un disparo de González después de un buen centro desde la banda derecha que rozó el palo izquierdo. El Llerenense volvió a contestar con un centro lateral envenenado que pudo salvar el guardameta Miguel in extremis. Después de esa ocasión fue el equipo local el que comenzó a llevar ligeramente la iniciativa, con un Diocesano que no conseguía pasar de forma holgada al campo contrario.

La escuadra de Adolfo Senso comenzó a presionar más arriba y empezó a generar inseguridades en la defensa local, acabando con una falta al borde del área en la que tuvo que intervenir primero la defensa y después el portero en una segunda ocasión para evitar el primer tanto.

Esta dinámica acabó con un gran gol del Diocesano, obra de Luismi. El delantero del equipo visitante aprovechó una mala entrega en el pase de la defensa del equipo de Marco Ortega para clavar la pelota en la escuadra desde fuera del área. El equipo local reaccionó con una ocasión sin éxito de Cristo, que poco después protagonizó una clara que evitó la defensa. El conjunto de Llerena acabó la primera parte con mucha presencia en el campo del rival, aunque no consiguió marcar.

La segunda parte se inició con un control alterno entre los dos equipos, pero sin ninguna oportunidad de gol importante. Los locales se quejaban de varias pérdidas de tiempo de la escuadra cacereña y también de una mano dentro el área rival que el árbitro no consideró penalti.

Varias arrancadas de Juanan, que había entrado en el descanso, animaron al Llerenense. En un despiste de los locales, el Diocesano pudo ponerse dos arriba en una jugada que salvó finalmente un jugador local casi cuando la pelota rematada por Luismi se colaba. A partir de ahí, fue el conjunto local el que generó más peligro. Entonces, Montes fue expulsado por doble amarilla tras una dura acción, aunque los llerenenses no lo supieron aprovechar y acabaron encajando el segundo gol gracias al espacio que generaron al volcarse arriba en los minutos finales. Con el tanto de Adri, con poco más de diez minutos por jugar, el partido se enfrió, aunque el Llerenense lo peleó hasta el final. Sin éxito.