Luismi se acerca a saludar a los aficionados en el estadio Francisco de la Hera. / P.D.

Playoff de ascenso a Segunda RFEF

Luismi siempre creyó

El placentino, que apostó por el Llerenense en un momento complicado, se muestra eufórico tras el pase de su equipo a la final interterritorial de ascenso a Segunda RFEF

Paco Díaz
PACO DÍAZ

Luismi llegaba en diciembre al Llerenense con un equipo más cerca del descenso que del playoff de ascenso. Ahora, a solo un partido del ascenso a Segunda RFEF tras vencer al Moralo en la final del playoff regional, el placentino, visiblemente emocionado por el logro conseguido, se reafirmaba en su apuesta por el Llerenense. «Si no llego a creer que esto no se podía hacer, nosotros no venimos. No cogemos cualquier cosa, venimos a los sitios después de haberlo estudiado mucho y unas veces sale y otras no. Qué casualidad que esta vez ha salido», indicaba el técnico.

Luismi fue expulsado en la segunda parte después de que el Llerenense reclamara distintos errores arbitrales en contra. «Ha habido fallos muy graves para el devenir del encuentro, como la segunda amarilla muy clara a un jugador del Moralo. Luego también protesto que creo que sale Chema Chávez de su campo y nos pitan fuera de juego cuando se quedaba delante del portero. Con la tensión muchas veces se nos va el tono. ¿Me han expulsado? Son cosas del fútbol. Yo fallo como entrenador y los árbitros fallan, pero también aciertan muchas veces», sentenciaba el entrenador del Llerenense.

Tras la celebración de una hazaña histórica para el club, el preparador señala que les toca «recuperar e intentar ascender». «Tenemos que solventar las cosas que hemos hecho mal, que han sido pocas, y mejorar las que hemos hecho bien».

Por su parte, Jorge Mendoza, director deportivo del Llerenense, compartía su alegría por lo logrado sobre el césped del Francisco de la Hera. Mendoza llegó en diciembre y fue la persona que comenzó la transición del Llerenense, proponiendo a Luismi como entrenador. «El equipo no estaba en el lugar que le pertenecía por los jugadores y por lo que estaba peleando el presidente. Pensaba que tenía que buscar un entrenador que creyese y que los jugadores creyesen en él. Parece que ha salido bien», manifestaba con satisfacción el también exfutbolista.