Sergio Cebada ejerció como «mano inocente» en el sorteo. / RFEF

Playoff de ascenso a Segunda RFEF

Sergio Cebada, una 'mano inocente' histórica para el Llerenense

El jugador del primer equipo fue uno de los encargados de sacar las bolas del sorteo de las finales de ascenso a Segunda RFEF

Paco Díaz
PACO DÍAZ

Sergio Cebada, futbolista del Llerenense, fue elegido para extraer las bolas de un sorteo que mantuvo en vilo a toda Llerena. El Llerenense descubría a su rival en la final por el ascenso a Segunda RFEF y Cebada fue el encargado de emparejar al equipo del Fernando Robina con el Ourense. Curiosamente, el llerenense estuvo acompañado para esta labor por Toño Vázquez, defensa del conjunto gallego.

El sorteo, que se desarrolló en el salón Luis Aragonés de la Ciudad del Fútbol de la RFEF, se celebró una primera vez, de la que el Beasain vasco salió como rival del Llerenense. Sin embargo, una vez finalizado el sorteo, se advirtió de un error con la bola del Tenerife B, que estaba colocada en el bombo erróneo, algo que condicionaba todo el sorteo y que obligaba a repetirlo. «Me dijeron que iba a sacar una bolita y al final he sacado bastantes más. Cuando veníamos ya de vuelta por la autovía nos han vuelto a llamar. Al final, nos ha tocado diferentes días y diferentes horarios, pero la experiencia ha sido buena», explica Sergio. Tanto en el primer como en el segundo sorteo, al jugador de Llerena le tocó sacar la bola de su equipo.

Cebada, que fue el único futbolista que acudió en representación del club al sorteo en Las Rozas, lleva alejado de los terrenos de juego desde octubre tras sufrir una rotura de menisco y ligamento cruzado en la rodilla derecha. El jugador llerenense dice que, a pesar de ello, «en ningún momento» se «ha olvidado del equipo». «He intentado acompañar y estar involucrado», señala. Tras estar animando como un aficionado más en el playoff territorial celebrado en el estadio Francisco de la Hera, Cebada acompañará a Las Rozas una vez más a su equipo y a la afición en el histórico partido que se disputa el sábado.