«Que un futbolista cobre seis millones de euros por ganar una Copa del Rey y una mujer cincuenta, me parece abismal»

«Que un futbolista cobre seis millones de euros por ganar una Copa del Rey y una mujer cincuenta, me parece abismal»
Manuel Toro

El fútbol femenino está entrando en una espiral de fuerza y magnitud que va a ser difícil de parar, y en HOY Llerena hemos querido hablar con Nica Gata, uno de los impulsores del deporte en nuestra localidad

Manuel Toro
MANUEL TORO

Nica Gata es el entrenador del equipo base de fútbol sala y fútbol once de Llerena. Lleva más de ocho años metido en el mundo y como el dice, «lucha» para que las jóvenes puedan «cumplir su sueño» de poder desarrollar el famoso deporte en los únicos dos equipos de fútbol femenino de toda la comarca. En HOY Llerena, hemos estado hablando con él sobre la actualidad del deporte femenino, y en esta pagina os plasmamos el resultado.

-Lleváis una gran temporada en fútbol once, ¿coméntenos un poco cómo se encuentra el equipo?

Estamos luchando tres equipos por el cuarto puesto, el Badajoz B, el Moraleja y nosotros mismos, con muy poco margen de puntos. Con un poco de fortuna, ya que nos hemos quitado a los equipos punteros, creo que podremos hacer una de las temporadas mas buenas en los cinco años que llevamos compitiendo.

-¿Pensabais que ibais a acabar en la parte alta?

El objetivo principal es intentar mantener el futbol once femenino en la Campiña Sur todo el tiempo que se pueda. Plantearnos objetivos más grandes es muy complicado, porque las características de este equipo son particulares: tenemos futbolistas de diferentes pueblos y hay veces que realizamos entrenamientos con cinco o seis futbolistas.

Simplemente queremos mantener el fútbol y que las jóvenes a las que les gusta, tengan la oportunidad de jugar y disfrutar.

-Hay un grandísimo nivel en el conjunto.

Este año se han unido las ligas de Badajoz y Cáceres y hay un nivel extraordinario con equipos como el Badajoz, que se ha reforzado expresamente para subir a Segunda División. También están el Cacereño, Santa Teresa o el Moraleja. Para nosotros es un orgullo el estar compitiendo a este nivel y el estar ahí.

-¿Qué nota le pone al equipo?

El objetivo que les he marcado es acabar con 50 puntos -en el momento de la creación del artículo se encontraban con 44-, y les he dicho que, si somos capaces de conseguirlos, tienen una cena pagada. Además, la pagaría con muchísimo gusto y sé que son capaces de hacerlo. Hasta este momento yo le doy un notable alto. Y no le pongo un sobresaliente porque si consiguen los 50 puntos ya no puedo subirles mucho más -explica bromeando-.

-¿Y qué me puede contar del fútbol sala?

Pues ha quedado segundas y juegan la final el 25 de mayo contra el Cacereño A. El equipo es novel en la competición, y hay conjuntos con muchos años. Estoy un poco sorprendido, y la verdad es que están haciendo una campaña fenomenal.

-¿Cómo se fragua ese equipo de fútbol sala?

Llevaba tres años intentando formar un base, algo muy complicado en Llerena porque tienes que intentar juntar a niñas de entre 2004 y 2007 para jugar. Al final, conseguimos una plantilla de 12 jugadores para poder jugar entre las edades mencionadas. Desgraciadamente, ha habido otras 5 o 6 que «bailaban» en dicha edad y no pudimos «encargarlas» en ningún grupo quedándose sin jugar.

-¿Qué le ha parecido los últimos partidos de fútbol femenino en el Wanda Metropolitano o en el Benito Villamarín donde se podían ver gradas repletas de aficionados?

Yo creo que es un paso muy importante para que el fútbol femenino vaya tomando el protagonismo que merece. Hace poco eso era impensable porque iba muy poca gente a verlo. Esa expectación que se ha creado y despertado viene bien para todos, no solo para los de primera división, si no también para los equipos de pueblo como nosotros. Todo lo que sea fomento del juego femenino viene bien a todos los niveles

-¿Cree que esta tendencia va a seguir la línea ascendente en el futuro?

Las mujeres están cogiendo mucho protagonismo en todos los deportes, así que yo creo que sí. Hay una tendencia que consiste en ayudar al fútbol femenino durante estos últimos años. Todas estas cosas pueden hacer que nuestro deporte llegue donde tiene que llegar, pero, desgraciadamente, hay una diferencia abismal a día de hoy entre los masculino y femeninos. Que un futbolista cobre 6 millones de euros por ganar una Copa del Rey, y una mujer 50, me parece abismal. Es la realidad, y hay que cambiarlo con trabajo y paciencia.

-No podemos cerrar la entrevista sin realizar un llamamiento a las jóvenes a que se animen a jugar, ¿no?

Aprovecho para decirle que a las jóvenes de la ciudad y localidades vecinas de cualquier edad que les guste el fútbol, que en Llerena hay un club que está intentando que el fútbol femenino siga hacia adelante. Seria muy positivo que todas las niñas que están en clubs que juegan con niños se pongan en contacto con nosotros y para unificar a todas esas futbolistas para progresar en un equipo femenino, y si no es posible, que se les abra paso en los equipos de los niños.

Todo esto de forma constructiva. Hay niñas que están jugando con niños, pero hay otras que no están jugando y han perdido el salto, por lo que hay que cuidarlas. Hay que intentar que las chicas sigan adelante, cumplan su sueño y disfruten. Porque sus sueños en este caso se deben de cumplir. Yo estoy en deuda, con el corazón siempre puesto en que las niñas jueguen.