Los alcaldes presentan la iniciativa en FITUR. / CEDIDA

La iniciativa 'Arte, Tradición y Cultura', presentada en FITUR

Los ayuntamientos de Llerena, Salvatierra de los Barros y Torrejoncillo, tres municipios declarados Áreas de Interés Artesanal por la Junta de Extremadura, participan en ella

REDACCIÓN HOY LLERENA
REDACCIÓN HOY LLERENA

El Ayuntamiento de Llerena, junto al de Salvatierra de los Barros y Torrejoncillo, estuvieron representados en FITUR (Feria Internacional del Turismo), evento que se celebra en el recinto madrileño de IFEMA. Los regidores han presentado de manera conjunta 'Arte, Tradición y Cultura', una iniciativa de los tres municipios declarados Áreas de Interés Artesanal por la Junta de Extremadura con la que quieren impulsar a la artesanía como producto turístico y cultural. En concreto, en la presentación han participado la alcaldesa de Llerena Juana Moreno; el alcalde de Salvatierra de los Barros, Francisco José Saavedra; y el alcalde de Torrejoncillo, Ricardo Rodrigo González. Los tres han dado a conocer cómo la historia de las tres localidades y su desarrollo en siglos pasados está ligada al sector artesano y cómo los talleres que aún perviven han sabido reinventarse «con trabajo e innovación»,

Los tres alcaldes han invitado a conocer «nuestros municipios» y los trabajos de alfarería, cerámica, zapatería artesanal y guarnicionería, forja, orfebrería y bordados que pueden encontrarse en todos o en algunos de los municipios. En ese sentido, la consejera de Cultura, Turismo y Deportes, Nuria Flores, que ha acompañado a los alcaldes en esta presentación, ha señalado que «la artesanía de Extremadura constituye un claro testimonio de raíces, tradiciones, patrimonio etnográfico», «un valor diferencial como destino turístico que nos conecta con las comunidades locales convirtiéndose así en una de nuestras fortalezas para los turistas postpandemia». Asimismo, ha puesto en valor la voluntad de los alcaldes y las tres localidades de unir «sus esfuerzos, a pesar de no ser territorios cercanos, para poner en valor la artesanía como producto turístico».

Por su parte, Juana Moreno ha señalado que en la actualidad Llerena cuenta «con artesanos emprendedores, que han recuperado oficios artesanos de antes, en el caso de la marroquinería o de las muñecas. Tenemos artesanos que siguen después de muchas generaciones con la alfarería o la cerámica y otros en la forja, la piedra, la carpintería o zapatería». La regidora llerenense añadió que la localidad «sigue siendo ese núcleo dinámico de interés artesanal tanto cultural como socioeconómico que le ha llevado a tener el reconocimiento de Area de Interés».

Los ayuntamientos de Llerena, Salvatierra de los Barros y Torrejoncillo firmaron en junio del 2021 un acuerdo con la Junta de Extremadura por el que se dota a estos municipios de una identidad «diferenciadora», que conlleva una mejor identificación singular de estas zonas geográficas y por ende, a la promoción de la artesanía extremeña y que se enmarca en el Plan Integral para el Fomento de la Artesanía de Extremadura 2021-2023, incluido en la Agenda para la Reactivación Social y Económica de la región.

Las Áreas de Interés Artesanal son zonas geográficas a las que la Junta de Extremadura ha querido distinguir con tal calificación, por mantener un núcleo artesano de especial interés por razones culturales y sociales y cuyo impacto sobre la economía local, además, es notable. Esta declaración conlleva, adicionalmente al reconocimiento de estos municipios, de una serie de beneficios esencialmente ligados a la priorización de las ayudas existentes, en favor de los artesanos que ejercen su oficio en los mismos.

El Plan, dotado con 6 millones de euros hasta 2023, se articula en 11 prioridades entre las que ha destaca el fortalecimiento y consolidación de los talleres artesanos, introduciendo una dinámica de innovación y diseño de su producción, con herramientas de digitalización y eficiencia energética.

Los alcaldes y alcaldesa de estas tres zonas destacaron el papel que la artesanía puede desempeñar en la economía y la cultura de la región y la necesidad de que todas las administraciones se impliquen en dicho objetivo, así como en la formación de las nuevas generaciones de artesanos.