Llerena sufre en primera línea la odisea del tren extremeño

Viajeros en mitad del campo a los que han dejado tirados por un avería/HOY
Viajeros en mitad del campo a los que han dejado tirados por un avería / HOY

Llegamos de un mes de octubre negro, y Llerena es una de las ciudades más afectadas por este grave problema que no parece tener fin

Manuel Toro
MANUEL TORO

Durante la segunda semana de octubre saltó a los medios una noticia: El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias – ADIF - había aprobado un plan para llevar a cabo la sustitución de traviesas en diferentes líneas de la red convencional en el tramo Llerena – Jabugo – Galaroza.

Y la información seguía explicando que para realizar esta operación se contará con un total de 346,5 millones de euros hasta 2030, fecha en la que se prevé la finalización de las obras. Para 2021, la inversión que se tiene prevista alcanzará los 175,5 millones de euros, que se complementarán hasta 2030 con el resto de anualidades hasta los ya 171. Para 2019, las planificaciones de renovaciones de las traviesas contarán con 1,30 millones de euros, en 2020, con 88 y para 2021 con 86,1.

Además, se trabajarían otras líneas, correspondientes a la de Castuera – Villanueva de la Serena de forma complementaria.

Los trabajos se centrarán en la sustitución de traviesas bibloque –formadas por dos cabezas de hormigón unidas por una pieza de acero- por traviesas de monobloque –un único bloque de hormigón-.

Desde ADIF aseguran que la actuación «mejorará y aumentará» la seguridad, la fiabilidad y la regularidad de las circulaciones y que supondrá «un menor coste» para el mantenimiento. Hacía tiempo que no se escuchaban noticias de este tipo por la zona.

UN ESPEJISMO

Lo que parecía un primer paso para comenzar a mejorar los trenes en Extremadura se convertía en algo más parecido a la aparición de un fantasma que a otra cosa: se trataba de un espejismo.

Y es que durante el puente del Pilar y la Hispanidad, se convirtió en noticia nacional algo que muchos se temían. El descalabro y desastre de los trenes durante los días festivos fue descomunal: cuatro incidencias en tres días.

El viernes 12, un problema en el talgo que conectaba Madrid con Badajoz, tras una avería mecánica, llevó a los pasajeros hasta el punto de esperar en mitad de la nada durante varias horas, mientras que el sábado, el tren Mérida – Madrid se quedó parado antes de llegar a la capital española por falta de gasoil en la estación de Fuenlabrada.

La cosa no terminaba ahí, porque el talgo que realizaba la ruta de Badajoz a la capital española el domingo 14 sufrió una avería mecánica en la locomotora y los pasajeros, a punto de subir, se vieron obligados a esperar en la estación de origen a que se les habilitara un tren de sustitución con una hora y media de retraso.

Y el más importante para la campiña, y la zona de Llerena en concreto. La misma mañana de la avería del domingo del talgo Badajoz - Madrid, el tren con salida Cáceres a las 08.05 de la mañana con dirección Sevilla, y a donde debería haber llegado a las 12.47 de la tarde, se vio obligado a trasladar en bus a sus pasajeros hacia su destino.

Una avería mecánica a la altura de Mérida sobre las diez de la mañana hizo parar el tren y ante el malestar de los pasajeros, se tuvo que suprimir el viaje previsto para sustituirlo por una alternativa por carretera.

Mientras tanto, en Llerena, unas tres decenas de personas tuvieron que esperar más de dos horas aguantando a que llegase dicho autobús, algo totalmente increíble, suponiendo, que no es la primera, ni la última vez que esto ocurre.

CESES Y OPINIONES FRENTE AL GOBIERNO

Las reacciones no se hicieron esperar, y al día siguiente, el Comité de Dirección de Renfe cesó al gerente de Servicios Comerciales Sur, que gestionaba las relaciones ferroviarias de trenes de AVE, Alvia, Altaria y Talgo entre el centro peninsular con Extremadura y Andalucía. Esta Gerencia formaba parte del equipo de Renfe Viajeros S.A.

Asimismo, este no fue el único despido. Aquel lunes post puente también fue el último para el Gerente de Gestión y Contratos de Fabricación y Mantenimiento S.A. ¿El motivo? Los fallos de las locomotoras son derivados de no verificar la calidad del mantenimiento que realiza Erion, la empresa participada con Stadler y que se encarga del mantenimiento de ese material ferroviario. Además, en este caso, el gerente en cuestión coordinaba el mantenimiento interno.

La oposición no se hizo esperar. El portavoz de Infraestructuras del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Extremadura, Víctor Del Moral, señalaría ante los hechos que los ceses del gerente de servicios comerciales del Sur y del gerente de gestión de contratos, fabricación y mantenimiento de Renfe eran un «atajo» del gobierno de Pedro Sánchez que no resolvía «ni de lejos el caos del tren extremeño» y que ni servía para «atenuar la vergüenza que se ha vivido en este puente de la Constitución, con un rosario de averías absolutamente injustificado».

«Estamos ante una simple cortina de humo», reflexionaba Del Moral, para quien destituir a estos dos mandos intermedios de Renfe «ni resuelve el problema ni sirve de excusa para no estar en Madrid manifestándonos el próximo 17 de noviembre». «No importa cuántos ases quiera sacarse de la manga el gobierno de Sánchez, queremos un tren digno y lo queremos ya», por tanto, «no nos valen los atajos» reivindicando y rechazando el «cinismo» de la delegada del Gobierno, la socialista Yolanda García Seco, quien daba los problemas por zanjados con estas destituciones.

Desde el punto de vista de Facua-Consumidores en Acción, reclamaron ante los incidentes registrados en el sistema ferroviario de la comunidad que el Ministerio de Fomento y Renfe debían obligarse a paliar «las graves deficiencias» en la red.

En nota de prensa, explicaban que se habían dirigido al Ministerio de Fomento para solicitarle que iniciase con la mayor inmediatez posible las acciones necesarias para que los trenes que transcurren por Extremadura presenten un funcionamiento correcto y que supervisasen a Renfe para compensar a todos los usuarios afectados por las averías sufridas.

¿Se trata esto de problemas puntuales? Está claro que no y la red de ferrocarriles extremeños llevan tiempo denunciando que padecen de forma habitual incidentes de todo tipo y deficiencias en sus instalaciones, como la falta de un mantenimiento adecuado y de tendido eléctrico – sin ir más lejos, las traviesas de Llerena datan del siglo XIX, algo totalmente increíble para los tiempos que corren –.

UN FUTURO ESPERANZADOR

Pese a todo esto, José Luís Ábalos anunció a finales de octubre en una reunión en Mérida con el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, y los integrantes de la mesa del pacto por el ferrocarril una inversión inicial de 125 millones de euros y la adjudicación de nuevos trenes en los próximos meses para Extremadura para la mejora del sistema ferroviario de Extremadura.

Además, también adelantó que habría nuevos trenes de inmediato: «adelantamos el pacto. Habrá tres unidades más, que entrarán en noviembre, tres en febrero y tres en mayo», a lo que seguía anunciando que el número de trenes se irán incrementando paulatinamente, y que «donde había 21, ahora hay 23 y se van a ir incrementando más» repetía. «También tendremos más mecánicos para mantenimiento y para el Talgo, que tenía una locomotora, ahora tenemos dos por si falla una, tengamos otra» finalizaba.

Tras el encuentro, el presidente de la Junta, Fernández Vara, valoró que Ábalos hubiese venido a Extremadura a «dar la cara» ante la situación del tren extremeño y reunirse con el Pacto por el Ferrocarril, aunque le ha advertido que a pesar de los anuncios realizados van «a ser exigentes» con el Gobierno central en este asunto y que a estas alturas «no van a dar a torcer su brazo».

Vara habló con Ávalos sobre un suceso que ocurrió a los pocos días de ser ministro: «a los tres o cuatro días de ser ministro salió un tren ardiendo en la comunidad, y rápidamente me llamó convocó a los pocos días».

Infraestructuras y deterioros

Diferentes usuarios se quejaron en redes sociales ante el lamentabe estado de los trenes que cruzan la comunidad autónoma: «Ahora mismo voy montada en él, (trayecto Sevilla-Cáceres) … Qué menos, que tengamos unos trenes dignos y adecuados como en toda España. Y no tener que estar usando trenes que se caen a pedazos, están sucios, con goteras, ¡el wc averiado cada dos por tres o incluso SIN FRENOS O SIN GASOIL como hemos visto hace poco en las noticias! A ver si, uniéndonos todos, podemos conseguir que esto cambie y dejen de reírse en nuestra cara«»

QUEJAS EN REDES SOCIALES

No es raro, para quien frecuente las redes sociales, encontrarse con quejas de usuarios que piden a gritos una mejora en las infraestructuras de los trenes.

María Barragán, de Fuente de Cantos, localidad situada apenas 10 kilómetros de Llerena escribía lo siguiente en redes sociales:

«Ahora mismo voy montada en él, (trayecto Sevilla-Cáceres) … Qué menos, que tengamos unos trenes dignos y adecuados como en toda España. Y no tener que estar usando trenes que se caen a pedazos, están sucios, con goteras, ¡el wc averiado cada dos por tres o incluso SIN FRENOS O SIN GASOIL como hemos visto hace poco en las noticias!», a lo que cerraba que «a ver si, uniéndonos todos, podemos conseguir que esto cambie y dejen de reírse en nuestra cara«.

Patricia Cortés fue una de las pasajeras afectadas por el retraso sufrido el señalado domingo del puente de octubre. Según ha narrado a HOY, en la estación de Llerena esperaban el tren unos 30 pasajeros, pero al ser informados de este incidente y la alternativa prevista por Renfe solo se han quedado unos 15 esperando el bus. «El resto, incluso con billetes comprados, han optado por buscar otro medio de transporte. Según nos han informado en la estación las vías estaban perfectamente, pero no tenían trenes que pudiese hacer el trayecto», manifestaba.

«Los responsables de esta situación son Renfe y Adif, a parte del Gobierno, tanto estatal como autonómico, que nos tienen abandonados y silenciados con una red de comunicación nefasta y arcaica», añade indignada por la situación.

 

Fotos

Vídeos