El Llerenense no se amilana ante un «2ª B» como el Cacereño

El Llerenense no se amilana ante un «2ª B» como el Cacereño
José Ignacio Lucas

Partido loco en el Fernando Robina, que se decanta del lado del líder del grupo XIV de tercera división para distanciarse del segundo clasificado

Manuel Toro
MANUEL TORO

El primer partido de la segunda vuelta para el Cacereño pasaba por el Fernando Robina, uno de los campos más duros de esta temporada en la tercera división extremeña: el Llerenense lleva experimentando un juego de toque intenso durante los partidos en casa, plantando cara a los grandes conjuntos de la categoría. Y la cosa no varió mucho.

Desde el comienzo, el cruce de fuerzas quedó patente en los cinco minutos iniciales, durante los cuales vinieron los avisos de Colantes con una internada al área que casi acaba en un susto para los locales, mientras que Tiny, apenas un minuto más tarde, remataba de chilena dentro del área un balón que paraba Bernabé en lo que pudo ser uno de los goles de la jornada.

Tras esto, mucho control, más del Cacereño, y juego de medio campo, sin llegar a culminar jugadas en el área.

En el 19', Eloy marcaría un gol tras un rechace que sería anulado por fuera de juego, un aviso de lo que llegaría en el 43'cuando Colantes, tras un pase que sobrepasaba a Rubiales, culminaba una veloz contra, mandando con firmeza el balón al fondo de la red.

Ya en la segunda parte, la cosa se pondría más interesante. Apenas ocho minutos del inicio, Alex marcaría con un gol raso al palo derecho tras un pase recibido en profundidad: el mismo Alex al que le anularían otro gol en el 61' tras un fuera de juego.

A partir de este momento, el partido dio un vuelco. Jaime era derribado en el área y provocaba un penalti que transformaba Sergio Cebada.

Y de nuevo Alex, que ya tenía la amarilla, volvía a captar la atención del encuentro. Tras varias quejas al árbitro vería la segunda amonestación, dejando a su conjunto con diez. El Llerenense comenzó a apretar y ahogar al Cacereño que se defendía como podía. Noni tiraba desde larga distancia en el 69', rozando el palo derecho, mientras que Benjumea fallaba una clarísima ocasión en el 71' en el corazón del área tras un pase de Tomé.

Chino, realizó uno de las mejores actuaciones de la temporada, mandando un tiro potente y seco a la portería contraria, que acabaría escapándose a Bernabé y que Benjumea no remataría por los pelos.

Y así iba muriendo el partido, con cuatro minutos de descuento que finalizaron de nuevo con pérdidas de balones y tiempos muertos tras varias faltas y saques. El Cacereño se llevaba con el pitido del árbitro una victoria a domicilio sudada, trabajada y sobre todo sufrida, donde en ocasiones pudieron ver como el empate se les venía encima.

El Llerenense termina la jornada con 20 puntos, en decimosexta posición, mientras que el Cacereño, con 48 puntos, se despega del Mérida, sobrepasándole a 3 puntos.