Noche para la épica en Doha

Álvaro Martín entra victorioso en la meta del Europeo de Berlín :: hoy/
Álvaro Martín entra victorioso en la meta del Europeo de Berlín :: hoy

Álvaro Martín sudará la medalla en el asfixiante Mundial catarí después de una preparación muy exigente que incluyó hasta al Ejército español

Marco A. Rodríguez
MARCO A. RODRÍGUEZBadajoz

En la mañana de este jueves a Álvaro Martín Uriol no le preocupaba en exceso haberse convertido en una de las escasas opciones de abrir el medallero español del Mundial de Doha. La noche antes, Javier Cienfuegos -el otro extremeño en liza- tuvo que despertar de un sueño que continuará el próximo verano en Tokio, mientras al vallista Orlando Ortega le daban dos empujones, uno el peligroso jamaicano McLeod y otro la IAAF al obviar la reclamación. Por suerte para el hispanocubano y para los intereses de España, se hizo justicia. «Tranquilo y no cambia nuestros planes. Siempre se mira a la marcha española en busca de medallas. A mí, personalmente, no me preocupa. Voy a sacar todo mi trabajo realizado y disfrutar. Pero es impredecible el resultado que habrá», comentaba Martín a HOY cuestionado por la presión en la víspera de los 20 kilómetros marcha de esta noche, casi madrugada (23.30 hora de Catar, 22.30 en España), antes de conocerse el bronce de Ortega.

O lo disimula muy bien, o el marchador llerenense está como un témpano, tal vez porque ha trabajado a destajo para su gran ocasión, a la que se presenta como vigente campeón de Europa y con serias esperanzas de ocupar el podio pese a que la mala suerte se cebó con él tras el entorchado de Londres. Se recuperó de la operación de rodilla y ha efectuado una preparación tan específica como dura para este reto. Tanto que incluyó al propio Ejército del Aire, al que agradece haberle recreado mediante tecnología las condiciones climatológicas que le aguardan, la temperatura corporal, frecuencia cardiaca, sudoración o el agua que necesitará para hidratarse... Y todo ello artificialmente, después de ingerir una pastilla-termómetro y sin moverse de la base de Torrejón, si bien también ha viajado a Estados Unidos o Japón y a la misma Doha para aclimatarse. Hasta portará una gorra especial cubierta de hielo para mantener frías cabeza y mente. «Hemos hecho todo tipo de adaptaciones para este Mundial. Desde trabajar con el Ejército, viajar a Japón u otras cosillas que aún no podemos desvelar. Puedo decir que he realizado tres entrenamientos exigentes en peores condiciones que las de aquí», relata Álvaro. «El calor es el 'marco' pero lo importante es el 'dibujo', que es la carrera. Por ello, sabíamos estas condiciones y estamos preparados», añade el atleta extremeño.

«He realizado tres entrenamientos exigentes en peores condiciones que las de aquí» Álvaro Martín Uriol Marchador

«El calor es el 'marco' pero lo importante es el 'dibujo', que es la carrera. Sabíamos estas condiciones y estamos preparados»

«Voy a sacar todo mi trabajo y disfrutar. Pero es impredecible el resultado que habrá»

Una prueba que se celebra casi de madrugada, a la caza de un ambiente más 'fresco', sin que se puedan evitar unos 30 grados centígrados y entre el 80 y 90% de humedad, según las previsiones. Los milagros no existen, y más cuando se prioriza el dinero por encima de las personas o el interés deportivo. La prueba femenina batió hace unos días el récord de abandonos, con 28 de los 68 participantes sin entrar en meta. Todos hemos visto por televisión imágenes dantescas -en el maratón o la marcha- de los daños colaterales que comporta llevar el cuerpo al límite en pleno desierto.

Para hacernos una idea, el entrenador de Álvaro Martín y del otro aspirante español Miguel Ángel López, el ciezano José Antonio Carrillo, describía al periódico La Verdad una frase que lo resume todo: «En el entrenamiento nocturno avituallé a los marchadores y me caían las gotas de sudor como puños estando parado; imagina ellos». El de Llerena es muy consciente de esta realidad y prefiere no lamentarse y pensar en positivo. «Me encuentro bien. Tranquilo y seguro y esperando que llegue el momento. Nos hemos preparado bastante bien. Sabíamos dónde íbamos y qué condiciones había».

En el último Mundial, también en Londres, Martín fue octavo. Lo ganó el Eider Arévalo, ausente en Doha por lesión. Su progresión en las citas mundialistas invita al optimismo, avanzando desde el 24 de su debut al 16, y en su última aparición al puesto 8. ¿Será primero en Catar? En el deporte las matemáticas no dictan sentencia, pero ayudan.

Más