Test de antígenos en una farmacia. / EFE

Covid en Extremadura El incremento de la incidencia se ralentiza en la región y apunta a una estabilización

La tasa a 14 días se sitúa este martes en 3.771,02 casos por cien mil habitantes, cifra similar a la registrada este lunes

Tania Agúndez
TANIA AGÚNDEZ Badajoz

Son señales muy iniciales pero que ya apuntan a que la velocidad de los contagios podría estar echando el freno. Los datos apuntan a que el incremento de la incidencia en la región se ralentiza. Este martes la tasa a 14 días se sitúa en 3.771,02 casos por cien mil habitantes, cifra similar a la registrada la jornada anterior (el lunes el indicador anotó 3.777,72 casos). Son cien puntos más que hace una semana. Sin embargo, hay que tener en cuenta que desde el 20 de diciembre ese ha sido el margen de crecimiento diario. En muchas de las jornadas incluso superior. Esa rapidez en la escalada de la incidencia empieza a detenerse, lo que significa que la curva de esta sexta ola de la pandemia de la covid-19 muestra signos de estar alcanzando el pico para entrar en una situación de meseta durante un periodo de estabilización. «La incidencia está con fluctuaciones, pero está relativamente estable a 14 días», ha explicado esta mañana el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad, José María Vergeles.

El parámetro a 7 días también evoluciona en este sentido. Este martes marca 1.889,85 casos por cien mil habitantes, 73 puntos menos que el lunes y cifra similar a la del martes pasado (1.864). «Aunque también fluctúa, está yendo a la baja», ha añadido Vergeles. Además, este indicador representa casi la mitad que el de 14 días.

Por áreas y municipios

En cuanto a la incidencia por áreas, las zonas de Coria, Don Benito-Villanueva de la Serena y Plasencia siguen este martes por encima de los cuatro mil casos por cien mil habitantes a las dos semanas, en concreto 4.714, 4.262 y 4.016 respectivamente.

Todas las demás áreas se encuentran por debajo de los 4.000 pero sobrepasan los 3.000 casos. Llerena-Zafra marca los 3.924; Badajoz está en 3.647; Cáceres registra 3.636; Mérida, con 3.256; mientras que Navalmoral de la Mata se sitúa en 3.027.

En cuanto a las principales ciudades, Plasencia es la que tiene la incidencia más alta, aunque registra un leve descenso de 4.622 a 4.607 casos a las dos semanas. Le sigue Cáceres, que también baja de 4.062 a 3.955 casos. La tasa de Badajoz también cae al pasar de 3.533 a 3.470 casos y Mérida, la única por debajo de los 3.000 casos, se sitúa en 2.922 al repuntar desde los 2.858 que registraba el lunes.

Moraleja, por quinto día, es el municipio de más de 5.000 habitantes con peor incidencia de Extremadura. La localidad cacereña se mantiene este lunes en 6.637.

Más de 5.000 casos por cien mil habitantes registran Alburquerque (5.951), Coria (5.377), Fuente del Maestre (5.131), Castuera (5.119), Valencia de Alcántara (5.021) y Talavera la Real (5.005).

Arroyo de la Luz (4.629), San Vicente de Alcántara (4.548), Montehermoso (4.495), Guareña (4.480), Los Santos de Maimona (4.338), Don Benito (4.306), Zafra (4.292), Azuaga (4.214), Jerez de los Caballeros (4.213), Calamonte (4.186) y Olivenza (4.054) superan los 4.000 positivos a los 14 días.

Con más de 3.000 casos se sitúan: Villafranca de los Barros (3.973); Almendralejo (3.758); Villanueva de la Serena (3.568); Puebla de la Calzada (3.438); Navalmoral de la Mata (3.403); Jaraíz de la Vera (3.396); y Talayuela (3.269).

Entre los 2.000 y 3.000 casos se sitúan Llerena (2.980); Oliva de la Frontera (2.744); Montijo (2.704); Aceuchal (2.477); y Trujillo (2.385).

Únicamente Miajadas está por debajo de dos mil casos por cien mil habitantes al marcar 1.936.